Página inicial

Pareja responsable del Equipo Responsable Internacional (ERI), para el periodo 2018-2024

Hogar Responsable del ERI


Con una inmensa alegría queremos compartir con todos ustedes que Edgardo y Clarita Bernal Fandiño, han sido llamados por nuestro Señor para ser la nueva pareja responsable del Equipo Responsable Internacional (ERI), para el periodo 2018-2024.

Edgardo y Clarita, contrajeron matrimonio el 16 de agosto de 1986 y en el año 1997, ingresaron al equipo 98 de Bogotá. Desde entonces, han asumido con un gran sentido de responsabilidad y compromiso su vida de equipistas, manifestado en su continua profundización en el conocimiento del movimiento y su incondicionalidad para servir, propia de una vida cristiana coherente.

A lo largo de estos 21 años de pertenencia al movimiento, Edgardo y Clarita, han sido pareja responsable de su equipo base y pareja responsable de: minisector, sector, Región Colombia Centro, Provincia Centro de la Súper Región Hispanoamérica y en el 2008, asumieron la responsabilidad de la Súper Región Hispanoamérica.  En el año 2012, fueron llamados a formar parte del ERI, como pareja coordinadora de los equipos satélites del mismo.

Hoy además del honor de tener a una pareja de equipistas colombianos como pareja responsable del ERI, tenemos el compromiso de orar con mayor ahínco por los Equipos de Nuestra Señora, a la vez que tenemos, en el testimonio
de vida de Edgardo y Clarita, un ejemplo para poner en práctica lo que significa “Ser” y “Estar” en los equipos. Su incondicionalidad para el servicio, es un modelo que nos anima a todos nosotros, equipistas, a vivir coherentemente con el compromiso que adquirimos aquel día de nuestra acogida, cuando rezábamos: “*Señor: reunidos en Tu Nombre y en Tu Presencia manifestamos nuestra adhesión a los Equipos de Nuestra Señora, a su Carta Fundacional y a nuestro equipo”.*


Edgardo y Clarita, han invitado al Padre Ricardo Londoño, para que los acompañe como consiliario durante los próximos seis años de responsabilidad en el ERI. 

El Padre Londoño, se ordenó como Sacerdote Diocesano el 3 de diciembre de 1977 e ingresó al movimiento hace 25 años.  Actualmente, es consiliario de los equipos 68, 107 y 145 de Bogotá y ha acompañado además en las responsabilidades de sector, Región Colombia Centro, Provincia Centro, Súper región Hispanoamérica y equipos satélites a diferentes parejas equipistas.

Discurso de Su Santidad el Papa Francisco a los Equipos de Nuestra Señora

Roma, 10 de septiembre de 2015

 

Estoy feliz de recibirlos, queridos responsables y consiliarios espirituales de los Equipos de Nuestra Señora, en esta ocasión de vuestro encuentro mundial. Este encuentro que tengo la alegría de vivir con vosotros precede en algunas semanas el Sínodo de los Obispos que he querido reunir en Roma con el fin de que la iglesia se interese cada vez con mayor atención en lo que viven las familias, células vitales de nuestras sociedades y de la iglesia, y que se encuentran, como vosotros lo sabéis, amenazadas en el contexto cultural difícil de la actualidad. Les pido en esta ocasión, así como a todas las parejas de vuestros equipos, que oren con fe y con fervor por los padres sinodales y por mí.

Es evidente que un movimiento de espiritualidad conyugal como el vuestro encuentra todo su lugar en el cuidado que la iglesia quiere dar a las familias, tanto por el crecimiento en madurez de las parejas que participan en vuestros equipos, como por el apoyo fraternal dado a otras parejas a las cuales éstas son enviadas.

Desearía, en efecto, insistir sobre el rol misionero de los Equipos de Nuestra Señora. Cada pareja comprometida recibe mucho, desde luego, de lo que vive dentro de su equipo, y su vida conyugal se profundiza al perfeccionarse gracias a la espiritualidad del movimiento. Pero, después de haber recibido de Cristo y de la Iglesia, el cristiano es enviado irresistiblemente hacia afuera para dar testimonio y transmitir lo que ha recibido. “La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados” (Evangelii Gaudium, n. 120). Las parejas y las familias cristianas son a menudo las mejor situadas para anunciar a Jesucristo a las otras familias, para apoyarlas, para fortalecerlas y para animarlas.

Lo que vosotros vivís en pareja y en familia,  acompañado por el carisma propio de vuestro movimiento, esta alegría profunda e irremplazable que Cristo Jesús os hace experimentar con su presencia dentro de vuestros hogares en medio de alegrías y de penas, a través de la felicidad de la presencia de vuestro cónyuge, a través del crecimiento de vuestros hijos, a través de la fecundidad humana y espiritual que Él os concede, todo eso lo tenéis vosotros para dar testimonio, para anunciarlo, para comunicarlo por fuera para que otros sean, en su turno, puestos en el camino. 

En primer lugar, hago un llamado entonces a todas las parejas a poner en práctica y a vivir a profundidad, con constancia y perseverancia, la espiritualidad que siguen los Equipos de Nuestra Señora. Pienso que "los puntos concretos de esfuerzo" propuestos son realmente ayudas eficaces que permiten a las parejas progresar con seguridad dentro de la vida conyugal sobre la vía del Evangelio. Pienso en particular en la oración en pareja y en familia, bella y necesaria tradición que ha siempre llevado la fe y sostenido la esperanza de los cristianos, desafortunadamente abandonada en numerosas regiones del mundo; pienso también en el tiempo de diálogo mensual propuesto entre los esposos - el famoso y exigente "deber de sentarse" que va tanto contra la corriente de los hábitos de un mundo afanado y agitado llevando al individualismo -, momento de intercambio vivido dentro de la verdad bajo la mirada del  Señor, que es un tiempo precioso de acción de gracias, de perdón, de respeto mutuo y de atención al otro; pienso finalmente en la participación fiel a una vida en equipo, que aporte a cada uno la riqueza de la enseñanza y del compartir, así como la ayuda y el reconforte de la amistad. Subrayo, de pasada, la fecundidad recíproca de este encuentro vivido con el sacerdote consiliario. Os agradezco, queridas parejas de los Equipos de Nuestra Señora, por ser un apoyo y una motivación en el ministerio de vuestros sacerdotes, que encuentran siempre, en el contacto con vuestros equipos y vuestras familias, alegría sacerdotal, presencia fraternal, equilibrio afectivo y paternidad espiritual. 

En segundo lugar, invito a las parejas, fortalecidas por el encuentro en equipo, a la misión. Esta misión que les es confiada es más importante cuando la imagen de la familia – tal como Dios la quiere, compuesta por un hombre y una mujer en vista del bien de los cónyuges, así como la generación y la educación de los hijos – es deformada por potentes proyectos contrarios sostenidos por colonizaciones ideológicas. Por supuesto, vosotros sois ya misionarios por el resplandor de vuestra vida en familia frente a sus redes de amigos y de relaciones, y también más allá. Porque una familia feliz, equilibrada, habitada por la presencia de Dios habla en si misma del amor de Dios por los hombres. Pero los invito también a comprometerse, si esto es posible, de manera siempre más concreta y con creatividad continuamente renovada, en las actividades que pueden ser organizadas para recibir, formar y acompañar en la fe, especialmente las parejas jóvenes, antes como después del matrimonio.

Los llamo también a continuar a hacerse cercanos de las familias heridas, que son tan numerosas hoy, sea por razones de la ausencia de trabajo, de la pobreza, de un problema de salud, de un fallecimiento, de una preocupación causada por un hijo, del desequilibrio provocado por un distanciamiento o una ausencia o de un clima de violencia. Hay que atreverse a ir frente a esas familias, con discreción, pero con generosidad, sea materialmente, humanamente o espiritualmente, en esas circunstancias en las que ellas se encuentran fragilizadas.

Finalmente, no puedo más que motivar y animar las parejas de los Equipos de Nuestra Señora a ser instrumentos de la misericordia de Cristo y de la Iglesia hacia las personas entre las cuales el matrimonio ha fracasado. No olviden jamás que su fidelidad conyugal es un don de Dios, y que a cada uno de nosotros, también ha sido hecha misericordia. Una pareja unida y feliz puede comprender mejor que cualquiera, como del interior, la herida y el sufrimiento que provoca el abandono, una traición, una quiebra del amor. Es importante entonces que vosotros podáis aportar vuestro testimonio y vuestra experiencia para ayudar a las comunidades cristianas a discernir las situaciones concretas de estas personas, a recibirlas con sus heridas y a ayudarlas a caminar en la fe y la verdad, bajo la mirada de Cristo Buen Pastor, para tomar su justa parte dentro de la vida de la Iglesia. No olvidéis tampoco que en el sufrimiento inefable de los niños que viven esas dolorosas situaciones familiares, vosotros podéis darles mucho.

Queridos Equipos de Nuestra Señora, les renuevo mi confianza y mi apoyo. La causa de beatificación de vuestro fundador, el padre Henri Caffarel esta introducida en Roma; rezo porque el Espíritu Santo aclare la Iglesia en el juicio que ella tendrá que pronunciar un día al respecto. Confió vuestras parejas a la protección de la Virgen María y de San José y yo les concedo, de todo corazón, le bendición apostólica.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

SimpleSite.com
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Edgar y Gloria | Respuesta 31.07.2018 17.53

Es una bendición contar con la familia fraterna de los ENS.

Eduardo arado | Respuesta 28.02.2018 00.00

Dios gracias por conocer de ENS

CARLOS SERNA Y GLORIA REYES | Respuesta 22.01.2018 13.19

CARLOS SERNA R. Y GLORIA M- REYES A, Damos gracias a Dios por habernos permitido formar parte de este EAPRE Rgión.S-Occ y fortacernos en espiritu y compromiso.

Gildardo López | Respuesta 23.10.2017 10.06

Jose Gabriel conocedor de los ENS y de las cartas de Cafarel
Gloria a Dios. Proximo año lo tendremos de nuevo con nosotros Dios mediante.
Vamos adelante amigos

gildardo López | Respuesta 23.10.2017 10.02

Muy agradecidos con nuestro Señor por habernos permitido traer el Predicador Pbro Fray José Gabriel Mesa.
Consiliario del equipo # 114 de Bogota hace 20 años.

WALTER Y NELCY CASTILLO | Respuesta 06.02.2017 15.19

QUEREMOS DAR GRACIAS A DIOS Y A LOS ENS POR PERMITIRNOS VIVIR LA ESPERIENCIA DEL TALLER DE PILOTAJE QUE SE REALIZO EN LA UNION VALLE EL PASADO 4 Y 5 FEBRERO

Blanca | Respuesta 24.01.2017 20.42

Gracias Dios por permitirnos realizar el EAPRE con tantos consiliarios y parejas comprometidas, ¡que bendición tan grande. A todos mil y mil gracias por asistic

Norvey y Deisy Arredondo Rangel | Respuesta 23.01.2017 17.56

Queremos dar gracias a Dios por permitirnos participar en el servicio del EAPRE 2017 y seguir colaborando con la ayuda mutua del movimiento.

yamileth y luis ferreira | Respuesta 04.10.2016 17.56

amigos les pedimos mucha oración por el próximo retiro del sector zarzal que se realizara este 7 8 9 de octubre en la casa de retiros la UMBRIA 80 parejas

Jair Arce y Yaneth Ibarra | Respuesta 27.09.2016 22.42

Bendito sea Dios y la Santisima Virgen por llevarlos a vivir esta maravillosa experiencia y traerlos con bien a dar testimonio a quienes los rodean.

Ver todos los comentarios

Comentarios

29.01 | 10:57

Muy buenos dias queridos Equipistas. No encuentro en esta página la oración de beatificación del Padre Henri Caffarel. Sería bueno colocarla.

...
02.12 | 05:37

Excelente

...
19.11 | 21:41

Con alegría compartimos las fotos de las Actividades realizadas en la Región Colombia Sur Occidente.

...
12.11 | 11:14

Gracias ENS, Son una bendición

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO